Descripción y ambiente

 

Mañana no Salgo, situado en Velázquez 94, es un local al que hay que llegar pronto porque la fiesta que se vive dentro hace que esté lleno hasta la hora de cerrar.Uno de los secretos es la selección musical.

A ver cuándo se dan cuenta muchos otros locales que la pachanga no es infalible, y que una buena mezcla de indie, rock y pop mantiene a la gente dentro de un local. Ahí queda eso.

Otra de las claves es el servicio, cuidado al milímetro en cuanto a que puedes reservar mesas e incluso la sala. Puedes pedir consumiciones por fichas, botellas e incluso contratar un catering si además queréis picar algo. Además se aseguran de que los hielos, vasos, y resto de elementos de las consumiciones, estén en perfectas condiciones. Y si por cualquier motivo no estás satisfecho con tu consumición, puedes elegir que te la cambien o te devuelvan el dinero.

Si a todo esto añadimos que el local está gestionado por gente joven, y que tienen unas camareras guapísimas, el resultado que obtienen es un éxito que se produce todas las semanas y que convierten a Mañana No Salgo en una de las principales recomendaciones en la noche madrileña. Mañana no salgo, y si salgo, repito.

Ideal para celebrar tu fiesta de nochevieja en Madrid.